Zuhair Salim: “¿Qué hemos hecho para que nos apliquen una amnistía general?”

El 31 de mayo, el presidente Bashar al-Asad emitió un decreto de amnistía general aplicable a todos los crímenes cometidos antes de dicha fecha, incluyendo los crímenes recogidos en la ley nº 49 (la que condena a la pena capital a los miembros de los Hermanos Musulmanes y sus familiares, aunque es cierto que esta pena se ha sustituido por una condena de 12 años de cárcel en el caso de los sospechosos de pertenencia a la hermandad).

Zuhair Salim comenzó haciendo un valoración positiva en su intervención en “Mesa redonda” ese mismo día: “Algunas capas de la sociedad siria se beneficiarán de este decreto”. Pero matizó “No se trata de personas que habían cometido  una injusticia y se les ha perdonado, sino que se trata de personas que estaban siendo tratadas injustamente y se les ha librado de dicha situación”. En este sentido, la pregunta es: “¿Necesitamos una amnistía general?” Aún más, ¿qué sentido tiene si la ley nº 49 se mantiene vigente? Esto se preguntaba el portavoz de los Hermanos Musulmanes, asegurando que algún día sería abolida y, entonces, la mirada hacia los Hermanos cambiaría, siendo reconocidos como miembros activos de la sociedad (hasta entonces sólo serán considerados “ex-criminales”, lo que les impide desempeñar un papel nacional relevante).

Para Zuhair Salim, si la idea es edificar una nueva Siria, este decreto no es la solución: “La verdadera reconciliación nacional llama a otra puerta […] Esta ley no ha logrado lo que se esperaba de ella”. Esto lo decía, aseguraba, pensando en el interés del pueblo sirio y no el de la hermandad, ya que “ninguna parte puede querer hablar en persona yo, todos los sirios están de acuerdo en poner en común los expedientes (para solucionarlos)”.

A continuación expresó su preocupación ante la posibilidad de que el decreto incluyera a “los que  han torturado y matado al niño Hamza o los que han arrancado las uñas a los niños de Deraa”, que aún no han sido juzgados, puesto que el decreto se refiere a los “crímenes cometidos antes del 31 de mayo” y no a las “sentencias”.

De todos modos, Zuhair Salim se mantiene excéptico ante una posible nueva batería de reformas por dos motivos. En primer lugar, porque el decreto es totalmente insuficiente para servir de salida de la crisis y, en segundo lugar, porque con la negativa del Baaz de eliminar el artículo 8 de la Constitución, que define al partido como “líder del Estado y la sociedad”, las promesas de estudiar la elaboración de una ley de partidos que permita la participación de distintas fuerzas se esfuman.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Siria y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s