La historia se repite: objeciones en al partido Al-Wafd en torno a la alianza con los Hermanos Musulmanes

Un miembro de la directiva del partido liberal Al-Wafd reconoció al diario Al-Masri al-Yom, que existen objeciones dentro del partido a la alianza forjada con los Hermanos Musulmanes en el marco de la conocida como la Alianza Democrática por Egipto: la historia parece repetirse.

“Un número de miembros no quiere esta alianza porque siente que sirve a los intereses de los Hermanos más que a los del Wafd“, dijo Essam Shiha al diario.

Para Shiha los HHMM aceptaron la alianza porque quieren contrarrestar las críticas que los señalan con un partido de naturaleza religiosa. En cuanto al Al-Wafd, aseguró que el partido deseaba iniciar un diálogo nacional con varios grupos políticos para lograr un consenso sobre la nueva constitución, pero una vez que esta cuestión quedó zanjada, la alianza se dirigió hacia fines electorales.

No obstante, para el secretario general del partido, Fuad Badrawi, estas diferencias son exageradas por los medios.

“Es normal que en este tipo de coordinación, algunos tengan algún tipo de temor, pero el Wafd no se ha desviado de sus principios y creencias. La coordinación no significa que estemos de acuerdo en todo. Además, esta es una alianza en la que hay varios partidos, no solo el Partido de la Justicia y la Igualdad”, aseguró Badrawi al periódico egipcio.

En 1984, cuando la legislación electoral sólo permitía la participación electoral en listas cerradas de partidos, los Hermanos Musulmanes como entidad ilegalizada, pactaron una lista común con el nuevo Al-Wafd. La alianza obtuvo 57 de los 448 escaños en juego, de los cuales, 8 fueron a parar al grupo fundado por Hasan al-Banna. Entonces, esta unión se vio como una alianza en la que los Hermanos aportaban su apoyo popular y el Al-Wafd su legalidad.

Hoy en día parece que los HHMM vuelven a aportar una vez más su capacidad de convocatoria. Sin embargo, el Al-Wafd, junto al resto de partidos liberales y de tendencia naserí como el Karama, sirven para otorgar al grupo islámico una legitimidad extra y una fuerza conciliadora que lo aleja de las críticas de aquellos que los acusan de querer hacer de Egipto un estado islámico, en el sentido iraní o sudanés del término.

En las elecciones de 1984, la presencia de los Hermanos, que se tradujo en la introducción de la importancia del islam en los principios electorales del partido Al-Wafd, acabó por provocar una ruptura dentro del partido, que acabó rompiendo su alianza poco después de la fecha electoral.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Egipto, Partido político y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s