Los Hermanos Musulmanes responsabilizan a las Fuerzas Armadas de la represión y exigen una investigación

Los Hermanos Musulmanes egipcios han responsabilizado hoy (21/11/2011) al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas de la muerte de más de 20 manifestantes en la represión de la concentración de la plaza de Tahrir, y han exigido que se juzgue “de inmediato” a las personas involucradas en los sucesos.

En un comunicado difundido hoy, la agrupación islámica, que califica lo ocurrido de crimen para extender el caos y el miedo, pide el fin inmediato de las agresiones contra los manifestantes y la retirada de todos los militares de las plazas del país en las que se celebran concentraciones, cuyo comportamiento dijo “contradice todos los valores humanos, religiosos y nacionales”.

Asimismo, insisten en su exigencia de que el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas publique un calendario preciso para entregar antes de mediados de 2012 el poder a las autoridades civiles y que se respeten los “derechos constitucionales del pueblo a la libertad de expresión y a protestar y manifestarse de manera pacífica”.

Además, piden al Ejército que se comprometa con la dimisión del actual Ejecutivo, al que consideran “el segundo responsable de los sangrientos sucesos” en cuanto se celebren las elecciones que comienzan el próximo día 28.

También exigen a las Fuerzas Armadas que rompan su silencio y que dialoguen con las fuerzas políticas para salir de la actual situación, así como que  se publique una ley para “purificar la escena política de corruptos”, es decir, para prohibir que antiguos miembros de la ilegalizada formación del expresidente Hosni Mubarak, el Partido Nacional Democrático se presenten a las elecciones.

Los sucesos estallaron después de una multitudinaria concentración celebrada el viernes 18 en la que participaron los Hermanos Musulmanes para condenar lo que consideran una intromisión del Ejército en los asuntos del país después de que se publicara un borrador que otorga a las Fuerzas capacidad de decisión en varios asuntos a la hora de la elaboración de la nueva constitución.

Por su parte, el brazo político de los Hermanos Musulmanes, Al-Hurriya wa al-Adala, aseguró hoy en otro comunicado, en el que también califica los sucesos de “crímen horrible”, que no participará en ninguna concentración o manifestación  que conduzca a más enfrentamientos.

El anuncio del partido se produce después de que fuerzas políticas convocaran una manifestación para mañana, martes, para condenar lo sucedido y después de que se conociera que el gobierno presentó su dimisión.

La noche del 18 al 19 fuerzas de la Policía y el Ejército cargaron brutalmente contra los manifestantes y hasta la fecha al menos 25 personas han muerto y cientos han resultado heridas.

Esta situación demuestra las cada vez mayores tensiones entre la sociedad civil y el Ejército, que cada vez se muestra más reacio a renunciar al poder y a las prerrogativas que ha acumulado en los últimos 59 años.

Galería | Esta entrada fue publicada en Egipto y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s