El Consejo Consultivo, un nuevo desencuentro entre la Junta Militar egipcia y los Hermanos Musulmanes

La creación por parte de la Junta Militar egipcia hoy (8/12/11) de un Consejo Consultivo encargado de asesorar a la cúpula militar hasta el final del proceso electoral, previsto para marzo, ha vuelto a enfrentar a los actuales dirigentes del país con los Hermanos Musulmanes, que se han retirado de dicho consejo.

“Nuestra respuesta a participar en este consejo se debió a que era un órgano consultivo para ayudar al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas en la administración  de los asuntos generales en el periodo de transición”, aseguró el secretario general del brazo político de los HHMM, Al-Hurriya wa al-Adala, Muhammad Saad al-Katatni.

No obstante, precisó que “tras participar en las primeras reuniones consultivas y después de ver varias declaraciones a la prensa se vio que las labores del Consejo Consultivo serían mucho más que eso, lo que representa una devaluación de la institución legislativa (Parlamento) y una intromisión en la preparación del órgano que elaborará la próxima constitución”, por lo que decidieron no participar.

Entre las declaraciones a la prensa a las que hace referencia Al-Katatni, está sin duda, la del miembro de la junta militar Mujtar Mulla que según informó AP aseguró que “el Parlamento no representa a todos los sectores de la sociedad” y que Egipto está todavía en sus primeras etapas de la democracia. Unas palabras que inevitablemente recuerdan a la hipócrita política del régimen militar de Mubarak de introducir la democracia en Egipto con cuentagotas, para que la sociedad la pueda absorber y los radicales islámicos no se hagan con el poder.

Asimismo, Al-Katatni también hizo hincapié en que la próxima etapa necesita que “se respete la voluntad del pueblo”, así como la cooperación entre todas las partes, “especialmente la Junta Militar, el Gobierno interino y el Parlamento electo”.

De momento, y a pesar del boicot de los Hermanos, que se han impuesto con claridad en la primera de las tres vueltas electorales, el proyecto del Consejo Consultivo sigue adelante con personalidades de otros partidos y fuerzas políticas, incluidos los salafíes de Al-Nur, segundos en las votaciones, o los islámicos moderados de Al-Wasat, socios del Al-Hurriya en la alianza política.

Pero es que, además, Mulla ha rescatado las declaraciones de la junta militar pronunciadas poco después de la caída de Mubarak, de que no permitiría un Egipto dominado por islamistas, después de que Los Hermanos y los salafíes del partido Al-Nur se hayan hecho con la mayoría de los escaños en juego en esta primera vuelta.

Mulla dejó claro que los militares, como máximo poder ejecutivo tendrán autoridad sobre el funcionamiento del nuevo parlamento y del gobierno, y preguntado sobre si el nuevo consejo consultivo es un intento de limitar la influencia de los salafíes (ultraderecha islámica), Mulla contestó “Absolutamente. … El pueblo egipcio no permitirá que eso ocurra”.

El Consejo Consultivo está compuesto por 30 miembros entre los que destaca Amro Musa, el líder de Al-Nur, Emad Abdel Gafur, el magnate cristiano Naguib Sawiris, el presidente del Al-Wafd, Al-sayed al-Badawi o el presidente de Al-Wasat, Abulaela Madi.

Como asegura EFE, el consejo comenzó a gestarse a finales de noviembre y tiene la prerrogativa de “dar su opinión en lo que se refiere a los asuntos del país y lo que interesa a la opinión publica”. Asesorará sobre nuevas leyes y acuerdos internacionales, hasta que comiencen las sesiones del nuevo Parlamento, tras el fin de los comicios legislativos que se prolongarán hasta marzo. Además, tendrá un presidente, dos vicepresidentes y un secretario general, se reunirá una vez a la semana y podrá solicitar un encuentro con la Junta Militar siempre que sea necesario, además del mensual estipulado.

Los más recientes desencuentros entre los Hermanos y el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, cada vez más comunes, tuvieron lugar durante la represión de unas recientes manifestaciones en Tahrir y tras el proyecto constitucional elaborado por los militares para no perder el control sobre el parlamento.

La única diferencia con los dos anteriores conflictos es que, en esta ocasión, los Hermanos Musulmanes, parecen haberse quedado solos en sus críticas al Ejército que ha logrado atraer a salafíes y socios del Al-Hurriya.

Galería | Esta entrada fue publicada en Egipto, Partido político y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s