Mucho ruido y pocas nueces en la comunidad internacional

En una reciente aparición en el canal Al-Hiwar (25/02/2012), el portavoz de los Hermanos Musulmanes sirios, Zuhair Salim, comentó el reconocimiento que se ha hecho en la Unión Europea del Consejo Nacional Sirio (CNS), asegurando que: “Si todo el mundo nos reconoce como Consejo Nacional Sirio, pero el pueblo nos retira su apoyo, no nos sirve de nada el reconocimiento del mundo. Nuestra credibilidad está en la representación del interior”. Dicha afirmación supone una nueva crítica a las excusas de la comunidad internacional para reconocer a la oposición como interlocutor, debido a su falta de unidad (recuérdese que existen otros grupos opositores, en su mayoría en el interior del país). Precisamente a estas críticas se han sumado varios intelectuales que consideran que la unidad de la oposición no ha de ser organizativa sino en torno a unos objetivos, ni más ni menos.

Por su parte, en una entrevista con el periódico kuwaití Al-Ra’i (06/03/2012), el líder de la organización, Muhammad Riyad Shaqfa, consideró el reconocimiento del CNS como un “paso positivo” que espera venga seguido de “la retirada de los embajadores de las embajadas extranjeras en Siria y la expulsión de sus homólogos sirios de todos los países”. Con ello, pretende lograr un mayor aislamiento del régimen, que espera que pierda el apoyo ruso tras la victoria de Putin en las elecciones.

De hecho, para Shaqfa, la tardanza de la comunidad internacional “remite en primera y última instancia al apoyo que Israel brinda al régimen […] (lo que pone) mucha presión sobre EEUU”. Por otra parte, frente a esta crítica a la pasividad internacional, el líder de la hermandad alabó la postura de Arabia Saudí (país que guarda una estrecha relación con los Hermanos Musulmanes) con su llamada a armar a la oposición, ya que “este régimen despótico no entiende más que el lenguaje de la fuerza”. Así, Riyad shaqfa se negó a aceptar una solución negociada como la yemení, ya que “esta no basta: queremos derrocar todos los símbolos de este régimen dictatorial […], no se puede exceptuar a nadie”. “Los sirios quieren un régimen plural y limpio que no tenga ninguna relación con el régimen baazista”, un régimen que, para Zuhair Salim (Al-Hiwar, 25/02/2012), intenta mantenerse en el poder a toda costa como ejemplifica la Constitución refrendada el 26 de febrero de 2012. Según el artículo 175, el actual Presidente puede presentarse a hasta dos nuevos mandatos desde la entrada en vigor de la misma (que fue aprobada por una escandalosa mayoría). “Quieren que este referéndum sea un parte del referéndum del Presidente”. No es más que un “proceso de personificación de la Constitución”.

Esta entrada fue publicada en Israel, Siria y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s