Respuesta firme de los Hermanos Musulmanes contra las amenazas iraníes

No es secreto que lo que sucede en Siria no puede mantenerse aislado de la zona que rodea al país, ni tampoco se puede ignorar que la guerra fría que mantienen Arabia Saudí e Irán, que se han arrogado el derecho de representar a la sunna frente al chiísmo, en una especie de batalla que, a través de sus ojos, no es más que una reproducción a escala regional (con implicaciones mucho más amplias) de la batalla entre el Bien y el Mal y que el destino de la misma pretende decidirse en Siria.

En este contexto y no en otro es en el que hay que enmarcar las declaraciones de varios altos cargos religiosos iraníes, entre los que destacan el Ayatollah Ahmad Jatami, que aseguró este viernes (06/04/2012) que, si Arabia Saudí (“refugio del terrorismo”) y el resto de países árabes que apoyan la revolución siria siguen haciéndolo, se quemarán en el mismo fuego que ellos mismos provocarán, y, por otro lado, el Ayatollah Ahmad Yannati. Este último lanzó este mensaje unos días antes que su compañero: “Los chiíes árabes deben comenzar a entrar en Siria para llevar a cabo la yihad de la mano del régimen, de forma que el país no caiga en manos de los enemigos de la familia de Ali (primo y yerno del Profeta, figura de veneración especial para los chiíes, aunque la sunna también le concede una posición privilegiada por haber sido además el cuarto califa)”.

Los Hermanos Musulmanes sirios han tomado la iniciativa y han condenado estas declaraciones amenazantes que, según un reciente comunicado (08/04/2012), llevan produciéndose años “llegando en ocasiones a extender las amenazas al entorno árabe como respuesta a las resoluciones internacionales que se le imponen por sus políticas”.

Por ende, los Hermanos Musulmanes “consideramos estas declaraciones histéricas y provocadoras una traición a los valores humanos e islámicos […], y vemos también una traición a las leyes del Derecho Internacional, que recogen los principios del respeto mutuo entre los Estados y los pueblos”. En definitiva, “estas declaraciones constituyen una llamada a la escisión (fitna, escisión en el seno de la comunidad, la Gran Fitna provocó la división entre suníes y chiíes) y un discruso histérico e irresponsable que conllevará graves implicaciones para aquellos que han calibrado mal sus consecuencias”.

“Nuestra comunidad (islámica), con su estado, sus pueblos y sus dirigentes, seguirá estando por encima de los dudosos planes que se urden para enfrentar a sus hijos unos contra otros”, sea quien sea quien esté detrás de esos planes.

Esta entrada fue publicada en Siria y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s