Entre kurdos, Irán e islamismo, no parece que vayan a llover los amigos

En una entrevista con el periódico catarí Al-Sharq (18/09/2012), el ex dirigente de los Hermanos Musulmanes sirios, Ali Sadr al-Din al-Bayanouni comentó diversos aspectos de la revolución siria y la situación de la oposición.

Ante las preguntas sobre la posibilidad de que los Hermanos accedieran al poder dijo: “Ningún partido o grupo puede cargar solo con la responsabilidad de reformar lo que el régimen ha corrompido”. Así, por ejemplo, hizo referencia a la experiencia tunecina con Al-Nahda de la cual resaltó el hecho de que “obtuvieron una mayoría, pero no se quedaron solos en el poder y se aliaron con otros grupos de distintas referencias, políticas e ideologías”. No obstante, considera que estas experiencias acaban de comenzar y que aún es pronto para valorarlas correctamente.

En el caso sirio, aún en un contexto difícil de predecir, se perfilan varias cuestiones, pero sin duda la kurda sobresale junto a las diferencias religiosas. Lo que para muchos es un problema, para Al-Bayanouni tiene una solución no tan complicada. “Cuando todos los ciudadanos sirios gocen de los mismos derechos y obligaciones, creo que todo sirio y todo componente de la sociedad siria tendrá el derecho a expresar su especificidad por los medios legales […], todo ello dentro del marco de una única nación”. “La mayoría de los kurdos en Siria no aceptan la separación de la nación, además no hay zonas exclusivamente kurdas […] por eso no puede aplicarse ningún modelo de separación o federación”.

Si esto se compara con la entrevista realizada por el periódico turco Cumhuriyet (22/09/2012) a Muhammad Riyad Shaqfa, actual líder de la Hermandad (y teniendo en cuenta que Turquía está especialmente interesada en que el tema kurdo no se resalte demasiado y que los Hermanos, sobre todo el nuevo liderazgo y no la vieja guardia de Al-Bayanouni parecen haber abogado por tener contenta a Turquía), el tono de los hermanos (que va en consonancia con su documento “La Siria que queremos“) sobre la cuestión kurda es firme: ni se pueden federar, ni pueden separarse. Shaqfa era así de claro: “No hay una sola zona puramente kurda en Siria y los kurdos son una minoría en las areas del noreste, pues viven junto a otros componentes de la sociedad siria allí”. “Estamos totalmente en contra de las ambiciones de crear una entidad kurda en Siria”. “Los kurdos en Siria no suponen más que un 5% de la población” (las estadísticas hablan de un 12-15% en diversas fuentes).

A estas incendiarias declaraciones, sobre todo en cuanto al porcentaje, no tardó en haber respuestas por parte de activists kurds, entre ellos Massoud Akko: “Mi consejo al señor Riyad al-Sahqfa y todo su grupo es que lean más sobre los kurdos antes de hacer ninguna declaración; en caso contrario, es mejor que se callen”. “Revelan su hostilidad contra los kurdos y ello no va en beneficio de la revolución y sus objetivos. Creo que esa postura constituye un gran peligro para la población kurda y su causa si los Hermanos gobiernan el país algún día”. A ello añadió que, puesto que nadie sabe el porcentaje real porque no hay censos oficiales, nadie puede hacer declaraciones tan a la ligera.

Sin duda los grupos islamistas en Siria, ya sean los hermanos o no han mostrado un cierto  recelo ante la cuestión kurda; de hecho, se sabe que en las zonas con más población kurda en Siria, hay reticencias a la presencia del Ejército Sirio Libre (tildado de ser preeminentmente suní y de tendencia islamizante) y de grupos yihadistas. Es interesante ver la postura del delegado del líder de los Hermanos sirios, Faruq Tayfur, sobre la cuestión de las distintas corrientes islamistas en Siria, un tema cada vez más complejo (Chat público por Twitter, 15/09/2012 ): “Ambos (Hermanos y salafistas en concreto) trabajamos en una orientación islámica. Nosotros somos una corriente más moderada. Los hermanos salafistas se centran en las cuestiones jurídicas y sectarias y pueden adoptar a veces un cierto extremismo, y estas son cuestiones que consideramos centrales. Debemos ponernos de acuerdo sobre las líneas generales de los elementos que conforman la orientación islámica en un marco que evite al país y a la sociedad cualquier diferencia”. Quizá Tayfur pensaba en el documento “La Siria que queremos” (en lazado más arriba) como base para estas líneas generales…

Volviendo a la entrevista de Al-Bayanouni, en el plano internacional, se le preguntó por la posibilidad de una intervención internacional y fue muy claro: “Nadie piensa en una intervención exterior porque nadie está dispuesto a intervenir”. No obstante, exigió a la comunidad internacional que diera la oportunidad al pueblo sirio de defenderse con armas desarrolladas antiaéreas. Ahora bien, sobre el tema de las armas, Faruq Tayfur aseguró que los Hermanos, a pesar de los rumores, “siguen alejados del tema del apoyo armado”. “Toda la financiación viene de los hijos de nuestro pueblo”, que son los que se han granjeado la fidelidd de determinadas brigadas, que no son partidistas como se dice, ni transmiten las ideas de unos u otros, sino que se encomiendan a sus donantes. No obstante, considera que estas divisiones no son buenas y que hay que buscar la unidad entre brigadas y, por otro lado, lograr que los policías desertores se encarguen de la seguridad en las zonas semi-liberadas, dos proyectos en los que el Consejo Nacional Sirio está trabajando.

Es curiosa la división de opiniones, que obedece a la tradicional división en la hermandad, entre Al-Bayanouni y Tayfur sobre las iniciativas políticas, concretamente la del presidente egipcio Muhammad Mursi y su cuarterto de contacto para solucionar la crisis siria. Si Tayfur decía “Estamos (en el marco del CNS) con toda iniciativa que detenga las matanzas de nuestro pueblo y realice los objetivos y principios de la revolución de derrocar al régimen”, Al-Bayanouni decía tajante: “Ya no hay posibilidad de que el régimen sirio sea parte en ningún pacto político porque estará abocado al fracaso de antemano”. “Nos negamos a todo acuerdo político en el que Bashar sea una parte”. Para él, el único diálogo ha de ser sobre la transición, totalmente alejado de Bashar al-Asad y sus apoyos en el régimen.

La verdad es que Al-Bayanouni no se pronunció sobre la presencia de Irán en ese cuarteto, pero las declaraciones de Tayfur son cuanto menos preocupantes pues, si en su momento se negaron a negociar con Irán que les ofrecía cuatro ministerios, ahora asegura algo diferente. “Hace poco, un mediador no oficial turco nos trajo el mensaje de la sexta delegació iraní que decía que estaban dispuestos a renunciar a la petición de que Al-Asad se mantenga en el poder para llegar a un acuerdo sobre la etapa post-Asad, pero les dijimos que necesitábamos tiempo para pensar en dicha propuesta”. Si Irán es partícipe de los crímenes del régimen, un pacto con ellos a espaldas del pueblo sirio, es tan traicionero como un cuarteto en el que Irán sea parte en la decisión de la solución de la crisis siria. Parece que el silencio de Al-Bayanouni podría tener algo que ver, ya que no aprovechó para hacer una de las tradicionales críticas al proyecto chií iraní en la zona, a pesar de la no asistencia de Arabia Saudí (a la que los Hermanos suelen agradecer profusamente su apoyo) a la última reunión del cuarteto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Siria y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s