Armas y proyectos

El contrato de venta de armas de Rusia a Iraq ha pasado sin pena ni gloria en los informativos. Precisamente por eso, Zuhair Salim le dedica un artículo (10/10/2012) en el que se pregunta por qué un ejército a medio desarrollar como es el iraquí, que además tiene armas estadounidenses, necesitaría tal variedad de armas en la actualidad.

“El apresuramiento de Maliki en visitar Moscú para consultar sobre la situación en Siria es un mensaje claro para más de una parte y el pacto de armamento es parte de estas consultas”, que no son más que una forma de aprovisionar al régimen sirio a través de un tercero. Pero, ¿por qué cuando se sabe que cargamentos rusos han sido enviados durante la revolución a Siria?

La cuestión para Salim es mucho más sencilla de lo que pueda parecer: “A pesar de todos los pretextos que repiten  (los líderes rusos) en los foros internacionales sin vergüenza alguna, la Federación Rusa no es una organización de beneficencia, y la mafia rusa […] no es tan estúpida como para vender por cuatro mil millones de dólares […] armas a un régimen cuyo futuro desconoce”. En definitiva: “Asad necesita armas y los rusos dinero, e Irán no puede seguir haciendo de prestamista dada la crisis que sufre el país, y que provocó importantes protestas.

Por su parte, Maliki necesita “la bendición del vali-e faqih (la del Líder Supremo de la Revolución en Irán) […], pues tiene dinero, pero no tiene la capacidad de mandarlo públicamente a las arcas de Bashar”.

Todos estos factores han sido la clave para la firma de este contrato: “Maliki ejecuta la orden de comprar a cuenta de Bashar, compra y paga en Moscú, almacena las armas que no necesita en Iraq en los almacenes de Maliki hasta que se vuelven a exportar de noche o de día, a sabiendas de que el guardar las armas en dichos almacenes será más seguro para el futuro de las relaciones”. “¿En qué piensan esos que quieren hacer de Iraq un patio trasero para proteger su proyecto en Siria? […] ¿Serán transportadas esas armas a sus verdaderos almacenes en la costa siria o tal vez directamente a manos de los que resisten al proyecto de los enemigos de Ali y su familia (nawasib) en tierras de Siria?”

Sin duda, para Salim, el contrato de venta de armas es un nuevo intento de salvar a Asad mientras Iraq detiene aviones iraníes en busca de armas, que por supuesto, no aparecen

Esta entrada fue publicada en Siria y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s