Por algo soy el Rey…

La pluralidad de voces dentro de un mismo partido o grupo a veces resulta contraproducente, más aún cuando uno de sus integrantes parece creer tener la victoria y el futuro en sus manos, como veremos con los Hermanos Musulmanes sirios y las declaraciones de su líder Muhammad Riyad Shaqfa para el diario turco Today’s Zaman (20/01/2013) y las de su segundo a bordo Ali Sadr al-Din al-Bayanouni en una entrevista abierta en Twitter editada por la página de los Hermanos Musulmanes (29/01/2013).

Ambos coincidieron en que los HHMM han apoyado la revolución desde el principio y que hay que ayudarla por todos los medios. Del mismo modo, los dos aseguraron que se estaban preparando para reorganizarse en Siria, más aún después de que Bayanouni viera con sus ojos en una reciente visita a Siria “que no estamos ausentes en nuestro país”, y que la delegación de los Hermanos recibió una calurosa acogida. Según Shaqfa, el movimiento entrará “en acción a lo largo y ancho de Siria en seis meses”, entre otras cosas mediante la formación de un partido de identidad nacional (además de un canal propio de televisión, como explicó Bayanouni) no nombrado a partir de la hermandad y en el que tendrán cabida “todos tras la caída del régimen”. “Reuniremos a toda la oposición bajo un único techo, especialmente a las tropas revolucionarias bajo un único mando”.

Ahora bien, al margen del tono de victoria electoral anterior, si se supone que los Hermanos van  tener tal identidad nacional, que debería pasar por alto el ya manido sectarismo, la sentencia de Shaqfa echa por tierra tantos esfuerzos: “Aunque los alauíes nos han oprimido y han luchado contra nosotros, no cometeremos injusticias contra ellos”. La identificación de una secta con el régimen no puede más que ahuyentar a los que a esa confesión pertenecen y deslegitima el proyecto “nacional” de los Hermanos.

Sin embargo, es en el tema de Irán y Hezbollah en el que parece que los Hermanos no han consensuado con su líder, que es quien suele salirse de la línea, una postura común. Según Bayanouni, “la relación con Hezbollah y todas las partes que se han puesto de parte del régimen de Asad la determinará el pueblo sirio”. Para Shaqfa, como si ya estuviera en el poder, “en cuanto a Irán, puesto que ha sido cómplice de las masacres del actual régimen, no estableceremos relación alguna con ese país”.

En contrapartida, Turquía sale ganando en el equilibrio regional: “las relaciones políticas y económicas serán muy estrechas […], los dos pueblos ya son hermanos y no pueden ser puestos el uno en contra del otro”, nuevamente hablando como si de un mandatario electo se tratara.

Y hablando de mandatarios y electos, cabe destacar que Bayanouni expresó cierta comprensión por el hecho de que los Hermanos Musulmanes en Egipto estén ocupados en sus asuntos, pero aseguró que deseaba que apoyaran más y mejor a la revolución siria.

Esta entrada fue publicada en Egipto, Partido político, Siria y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s